Cómo instalar un extractor de humos

Te explicamos los pasos a seguir para realizar la instalación de un extractor de humos de manera sencilla.

- Por más que las ventanas de tú cocina sean amplias y numerosas, el humo que brota de la comida puede inundar tu hogar de aromas no agradables, así como también desgastar todos los muebles, manchar paredes y techos, debido al efecto de las grasas. La solución más efectiva para estos problemas es un buen extractor de humos.

- Es importante elegir un extractor que se adapte a nuestros gustos y necesidades. Hay una gran variedad a la venta: plegables, con detector de presencia, fijos, etc.

- Una vez elegido el modelo que se ajusta a nuestros gustos es necesario saber en qué soporte vamos a instalarlo: cristal, muro, o sencillamente en un conducto de salida. Basándonos en ésta última opción, te explicaremos paso a paso la instalación de un extractor de humos:

- Materiales a utilizar: destornillador, tornillos, taladro, metro, lápiz, silicona y canaleta.

1- Es necesario determinar el caudal de aire que necesitamos en nuestra cocina. El mismo será aproximadamente de 8 veces por hora el del total del ambiente.

2- Con respecto a su ubicación, es aconsejable instalarlo en el lado opuesto de la puerta y lejos de los radiadores; para no desperdiciar el calor que éstos desprenden.

3- Realizando la instalación en un conducto, se debe acoplar el extractor en la rejilla de salida; por consiguiente, su tamaño debe coincidir exactamente con el de nuestro modelo.

4- Con la ayuda del destornillador, desprender la rejilla, e introducir el tubo de salida dentro del conducto. Se recomienda sujetarlo por medio de los tacos en los orificios que vienen para tal efecto.

5- Leer atentamente el manual de nuestro extractor, el mismo te guiará acerca de cómo realizar la conexión. Siempre teniendo en cuenta que la alimentación debe proceder de la fuente de electricidad más cercana.

6- Unir el cable y el extractor por medio de una canaleta que puede ser pegada con silicona.

Una vez instalados, los extractores no demandan ningún tipo de cuidado especial; simplemente limpiarlo de forma regular y cambiar su filtro una vez por año. De esta manera prolongaremos la vida de nuestro extractor por mucho tiempo.

Mas noticias sobre: Reformas

Recomendar:

 

Damián
Febrero 18, 2010
Valora esta nota
Más sobre: reformas - consejos de montaje
COMENTARIOS